Loop

Sacar partido del BPM para automatizar las reglas del pago en el back-end

Bonita BPM está permitiendo el escalado de este proveedor de servicios de pago para el comercio electrónico y móvil.

Acerca de Loop, Inc.

LoopPay, Inc., cuyo nombre comercial es "Loop" es un proveedor de servicios de pago (PSP) con una amplia oferta de servicios. También ofrece la primera y única plataforma de comercio móvil (m-Commerce), con una solución de monedero electrónico que, a día de hoy, funciona en el 90% de los establecimientos. La plataforma permite a los consumidores pagar compras de manera cómoda y segura mediante sus móviles y facilita que los comercios promocionen sus descuentos y ofertas para los clientes a través de sus móviles, sin ningún coste o complejas integraciones. Loop también ofrece el punto de venta móvil más avanzado y soluciones para cajeros automáticos que se integran perfectamente con el sistema de monedero móvil y de promociones. La compañía aprovecha sus innovaciones cuyas patentes están pendientes de aprobación para crear una solución que incluye accesorios para móviles, aplicaciones y servicios en la nube para facilitar un verdadero e innovador sistema comercial de última generación.

Necesidades comerciales y el proceso que se debe automatizar

Loop se enfrentó a una serie de retos para ofrecer servicios de pago a dos mercados con diferentes necesidades que satisfacer: el comercio electrónico y el comercio móvil.

En este último, la compañía lleva a cabo el procesado en back-end de los pagos por tarjeta de crédito que los clientes efectúan en sus móviles. La seguridad de la transacción es un proceso muy complejo. Las compañías de tarjetas de crédito y los bancos que emiten las tarjetas establecen una serie de tareas para comprobar el número del consumidor y autorizar el pago. Por si fuera poco, cada compañía de tarjetas de crédito configura el proceso de manera diferente, lo que lo hace aún más complicado.

"Si hubiéramos construido un sistema de pago con reglas específicas para cada proveedor, habría sido un caos", explica David Meyer, vicepresidente de Ingeniería de software de Loop. "Aquí es donde el BPM entra en juego".

Del lado del consumidor, el asunto es similar. Los comercios utilizan el servicio de Loop para gestionar los pagos con tarjeta de crédito y en cada transacción existen procesos que deben llevarse a cabo en back-end. El comercio acepta un pago. El consumidor paga con tarjeta de crédito. La tarjeta es leída y la transacción queda registrada por uno de los proveedores de tarjetas de crédito. Loop comienza a procesar el propio pago pero, de acuerdo con la legalidad, la compañía no puede procesar realmente la transacción. Transfiere la transacción a un tercero, un procesador como Litle & Co.

Por ejemplo, cuando Loop acepta un número de tarjeta de crédito, manda el número al emisor. Esta información se encripta bajo un protocolo y un formato de datos patentado. Se incluye la dirección IP, para determinar de dónde viene la transacción, el montante, el identificador del comercio, etc.; todo en un formato muy específico. Cada emisor precisa datos diferentes y en un formato completamente diferente.

Hace diez años, cuando la predecesora de Loop empezó a trabajar con aplicaciones de comercio electrónico para los comercios, la única opción posible era crear un servicio en back-end que estuviera básicamente "programado" para un tercer procesador. El servicio estaba escrito en código Java y cualquier cambio hacía necesaria una escrupulosa revisión de la programación.

"Las pilas de programación eran muy engorrosas y difíciles de modificar, lo que limitaba las conversaciones con otros procesadores" afirma Meyer. "Perdimos varias oportunidades de negocio por esa razón. Nos hubiera acarreado mucho trabajo efectuar los cambios".

La elección de Bonita BPM

El reto, para Loop, era encontrar el motor de gestión de procesos de negocio (BPM) adecuado para crear procesos automatizados para sus soluciones de pago de comercio electrónico y comercio móvil. Loop se embarcó en esta aventura a finales de 2011. La empresa buscaba un sistema que funcionara bien, fuera fácil de implementar y utilizar, y que al mismo tiempo satisficiera eficazmente los requisitos de Loop.

La compañía seleccionó dos sistemas: Bonita BPM y JBoss jBPM. Los dos comparten la tecnología de código abierto y ofrecen una arquitectura escalable. Un equipo interno puso a prueba ambas opciones durante una semana y eligió la solución de Bonitasoft al final de la evaluación.

"Desde el primer momento, mi opinión era elegir Bonitasoft", declara Meyer. "Había trabajado anteriormente con esta solución y las experiencias siempre fueron positivas. Otros miembros del equipo habían oído hablar de Bonitasoft y querían probarlo. Teníamos que iniciar la fase de producción rápidamente y la solución de Bonitasoft era mucho más fácil de implementar. Pasado un tiempo, estaba claro que nos quedaríamos con Bonitasoft".

El equipo de Loop vio que el escalado de Bonita BPM era tan bueno como la solución de JBoss y además podía construirse más rápidamente. Por otra parte esta herramienta era mucho más fácil de usar por los programadores.

"La razón principal por la que elegimos Bonitasoft fue su motor de diseño gráfico", manifestó Meyer. "Los otros no eran tan maduros o no resultaban tan fáciles de usar. No tenían la posibilidad de arrastrar y soltar archivos como Bonitasoft".

En un puesto anterior en una compañía de seguros, Meyer y su equipo integraron un sistema para procesar las reclamaciones basado en las reglas desarrolladas mediante Bonita Open Solution. Su equipo creó y puso en marcha la aplicación rápidamente y fue capaz de realizar ajustes a lo largo de los años para añadir más valor a la compañía.

Próximos éxitos

Mientras Loop se preparaba para lanzar su monedero digital y los procesos de pago en otoño de 2013, se realizaron muchos avances en la creación de reglas utilizando el motor Bonita BPM. Han utilizado muchos de los conectores predefinidos con la solución Bonita —comenzando por LDAP, bases de datos y servicios web— y, con el tiempo, planean crear sus propios conectores más adelante. Han creado reglas y las han puesto en práctica con éxito, además de modificar las reglas que existían para diferentes procesos.

La siguiente meta, explican, será garantizar la capacidad de procesar sin ningún tipo de problemas conforme los servicios escalan de manera exponencial.

"La prioridad número uno es la escalabilidad", afirma Meyer. "Seremos un fenómeno viral. Va a ser un gran triunfo para nosotros ya que, en los próximos seis meses, pasaremos de 25 a 500.000 usuarios sin experimentar problemas graves. "Con la ayuda de Bonitasoft no me queda ninguna duda de que lo lograremos".