Descargar
  Contact us

¿Qué Es Una “Aplicación Basada En Procesos”?

20 Ene 2015 - Mickey Farrance

La relación entre negocio y TI

Michael Hammer, el padre de la Reingeniería de Procesos (BPR), afirmaba en cierta ocasión que los programadores deberían ser apartados de las fases de diseño de procesos, pues estaban demasiado enfrascados dentro del mundo de los sistemas, sin ser capaces de reconocer las oportunidades y enfatizando más en lo que no se puede hacer que lo que sí se puede hacer.

Peter Fingar y Howarth Smith, dos de los grandes “gurús” de BPM afirmaban: “No establezcas un puente entre negocio y TI, elimínalo.”

 

Algunos profesionales de TI interpretaron esta afirmación como que había que eliminar las TI, cuando lo que los autores realmente afirmaban era que había que eliminar la división entre ambos. Todas estas afirmaciones parecen indicar que en los próximos años, mucha de la gente que trabaja en TI deberá involucrarse de una forma mucho más explícita en los procesos de negocio, bajo la amenaza de que si no lo hacen, se verán obligados a hacer sus maletas y dedicarse a otra cosa.

 

Si bien es cierto que estas afirmaciones son un tanto radicales, estas deben ser entendidas en el sentido de una nueva realidad en la relación entre negocio y TI. Lo que estos autores afirman, es que los programadores deben buscar el camino para hacer sus lenguajes más entendibles a los analistas de negocio y cercanos a la realidad de los negocios. Los lenguajes como UML, Java, C++ y metodologías de abstracción como la Orientación a Objetos, aunque necesarias para implementar las soluciones de TI, no están destinadas a la comunicación con la gente de negocio y en consecuencia no facilitan el necesario acercamiento entre negocio y TI.  

 

Necesitamos cambiar la práctica en la que unos definen lo que el negocio necesita y otros traducen estos requerimientos a código ejecutable. Ambos mundos el de TI y el de negocio necesitan entenderse para trabajar conjuntamente en la solución a los problemas empresariales.

 

1. Las nuevas necesidades de negocio

Cada vez más, las empresas necesitan pasar de un modelo funcional a un modelo orientado a procesos, que les permita ser más flexibles y proactivas ante los cambios en su entorno. Los sistemas de información actuales y los procesos, rara vez se corresponden a una organización transparente en la que los procesos cruzan los silos departamentales. Por el contrario, estos sistemas de información replican y refuerzan a la clásica organización funcional departamental, donde cada unidad de negocio dispone de sus propios aplicativos y silos de datos y provoca ineficiencias debidas a la redundancia de datos en los distintos sistemas.

 

Esta situación puede verse claramente en las Aplicaciones Basadas en Plataformas (Platform Based Applications) como los ERP. Hoy la tecnología se ha socializado y cualquier empresa puede acceder a soluciones impensables hace apenas unos años. Sin embargo, los principales vendedores de ERP, siguen basando su estrategia en ofrecer los mismos procesos predefinidos y de forma empaquetada para los distintos sectores y mercados, resultando con ello que todas las empresas disponen de los mismos procesos y opciones en cuanto a la gestión de sus modelos de negocio que los de su competencia. En consecuencia, estos procesos pueden ser fácilmente replicables pero no personalizados fácilmente, limitando enormemente las posibilidades de innovar en modelos de negocio y diferenciación en modelos de negocio, restringiendo la capacidad de adaptación al cambio y limitando la capacidad de trabajar en la mejora continua de los procesos y las oportunidades de encontrar nuevas ventajas competitivas a través de un arma tan estratégica como las TI.

 

2.La metodología de Business Process Management (BPM) y las Business Process Management Suites (BPMS)

Vivimos con la falta de flexibilidad de las Aplicaciones basadas en Plataformas mientras el negocio funciona y las funciones que estas llevan a cabo dan soporte a nuestras operaciones de negocio. Pero cuando, presionados por la competencia del mercado, por los clientes, proveedores o reglas gubernamentales que requieran que implementemos nuevas funcionalidades, o cuando buscamos cambios para explotar nuevas ventajas competitivas o porque tenemos nuevos procesos o incluso nuevos modelos de negocio para los que sea necesario adaptar nuestros sistemas, entonces es cuando encontramos los límites a las Aplicaciones Basadas en Plataformas. Los fabricantes de ERP han intentado suplir estas carencias integrando en sus soluciones herramientas de workflow, pero estos workflow no están capacitados para gestionar procesos de negociocomo los entendemos en la metodología de BPM, pues son funcionales y no dirigidos por procesos de forma que estos siempre estarán limitados a los datos y funciones contenidos en el ERP.

 

Descubra más al respecto en el documento

 

Inicie su sesión para acceder al contenido. Inicio de sesión
Crear nueva cuenta. Regístrate