Descargar
  Contact us

Cuatro mitos sobre la metodología del código bajo y una verdad

24 Abr 2018 - laura.perez_1368957

La transformación digital está dando resultados significativos a empresas de todos los sectores de la industria. Tu empresa también puede adoptarla para incrementar drásticamente su eficiencia, sus competencias y hacer crecer rápidamente la base de clientes y los márgenes de beneficio. 

La transformación digital no es solo una gran idea: se está convirtiendo en un negocio indispensable, gracias a que la competencia está adoptando estas nuevas tecnologías para volverse más receptivos y rentables y comenzar a generar una industria disruptiva

Pero el boom de la transformación digital está creando un déficit de desarrolladores, que serán necesarios para implementar nuevas iniciativas. Para abordar este problema y sacar el máximo provecho de los escasos recursos de desarrollo, las empresas consideran cada vez más las soluciones de plataformas de código bajo para reducir los tiempos de desarrollo de las aplicaciones. De acuerdo con Forrester, el mercado de las plataformas de código bajo alcanzará los 15.000 millones de dólares en 2020.

Pero las empresas a menudo tienen una percepción errónea acerca de la metodología de código bajo y sobre cómo puede ayudarles. Aquí encontrarás algunos de los mitos más comunes sobre el desarrollo de código bajo, y una verdad sorprendente.

MITO 1
El código bajo es para "usuarios programadores".

Al escuchar el rumor acerca de las plataformas de código bajo, es posible obtener la idea de que las ultimas herramientas de código bajo permitirán a sus analistas de negocio convertirse en citizen developers, creando aplicaciones exactamente como usted las necesita. De esta manera, podrías avanzar con la transformación digital sin tener que esperar a contratar desarrolladores expertos, un recurso escaso.
Por desgracia, esto simplemente no es verdad.

Es verdad, algunas plataformas de código bajo permiten que los usuarios de negocio creen aplicaciones sencillas. Pero las aplicaciones que apoyan la transformación digital no son simples. Se trata de aplicaciones a escala empresarial y de gran visibilidad que han de poderse crear e integrarse rápidamente con los sistemas de información corporativos (por desarrolladores expertos).

Dicho esto, una buena plataforma de código bajo puede proporcionar herramientas que faciliten la colaboración entre los expertos de negocio y los desarrolladores en la definición de los requisitos de las aplicaciones y de las interfaces. De esta manera, pueden crear conjuntamente una aplicación que cumpla con todas las necesidades de la empresa en cuanto a funcionabilidad y usabilidad.

 
Es verdad, algunas plataformas de código bajo permiten que los usuarios de negocio creen aplicaciones sencillas. Pero las aplicaciones que apoyan la transformación digital no son simples. Se trata de aplicaciones a escala empresarial y de gran visibilidad que han de poderse crear e integrarse rápidamente con los sistemas de información corporativos (por desarrolladores expertos).

Dicho esto, una buena plataforma de código bajo puede proporcionar herramientas que faciliten la colaboración entre los expertos de negocio y los desarrolladores en la definición de los requisitos de las aplicaciones y de las interfaces. De esta manera, pueden crear conjuntamente una aplicación que cumpla con todas las necesidades de la empresa en cuanto a funcionabilidad y usabilidad.

MITO 2
El código bajo es solo para aplicaciones sencillas.


Este mito es verdad en parte, porque efectivamente, es posible utilizar plataformas de código bajo para crear aplicaciones sencillas. Pero es posible hacer mucho más que eso.

Las plataformas de código bajo también son ideales para aplicaciones altamente escalables que llevan detrás una lógica compleja, la clase de aplicaciones personalizadas que contribuyen a la transformación digital de tu empresa.
Para crearlas necesitarás un equipo con excelentes habilidades en programación. La ventaja es que al final del proyecto te contarán cómo, con las plataformas de código bajo, les ha resultado más fácil y rápido crear aplicaciones únicas y complejas que con herramientas de desarrollo convencionales.
Por ejemplo BBVA, un grupo bancario multinacional, ha utilizado una plataforma de código bajo para integrar sus sistemas informáticos con más de 40 aplicaciones. Y la Universidad de Sídney ha desarrollado una solución de alta disponibilidad, utilizada por más de 10.000 personas simultáneamente, en una plataforma de código bajo.

MITO 3
Código bajo significa que no hay colaboración o reutilización


Este mito empezó porque las plataformas de código bajo permiten que varios equipos técnicos de diferentes partes de la empresa empiecen a crear sus propias soluciones de forma independiente
Esto hace posible que equipos dispersos pronto puedan empezar a ser productivos, pero plantea dudas con relación a su eficiencia y colaboración. Al final, cada uno de los equipos tendrá que conectarse con los sistemas corporativos existentes, y si no hubiera colaboración ni reutilización de código, cada uno de los equipos necesitaría desarrollar su propia extensión para hacerlo.
Pero las plataformas de código bajo pueden contribuir a la eficiencia gracias a la reutilización de sus componentes y a la colaboración. Por ejemplo, con una arquitectura de código bajo totalmente modular, un desarrollador puede programar un conector para integrar una solución CRM interna y compartirla fácilmente con el resto de los equipos utilizando un sistema de control de versiones.

MITO 4 
Código bajo significa que no hay programación.


Las plataformas de código bajo proporcionan herramientas de programación para que los expertos de negocio y los desarrolladores puedan colaborar y diseñar rápidamente aplicaciones que satisfagan las necesidades empresariales. Las funcionalidades de arrastrar, soltar y las plantillas cubren los usos más habituales, lo que acelera el desarrollo y libera a los equipos técnicos para que puedan centrarse en las personalizaciones que hacen sus aplicaciones únicas.
Esta interfaz de creación de aplicaciones sin programación es tan atractiva y potente que algunas personas piensan que no es una plataforma de código bajo.
Pero esto es solo el comienzo. Las plataformas de código bajo te permiten ir más allá de las funcionalidades de diseño visual y ampliar fácilmente cualquier parte de una aplicación que estés creando. Lo mejor de esto es que te dejarán mezclar sin problemas páginas prediseñadas y otras que hayas creado con código personalizado.

Bonita desmiente los mitos sobre el desarrollo de código bajo:

La plataforma de código bajo de Bonita es una solución ideal para las empresas que desean llevar a cabo la transformación digital para mantener o aprovechar el liderazgo del mercado. Bonita permite a los desarrolladores construir mejor código, más rápido, para implementar la transformación de manera más efectiva.

Cuatro mitos y una verdad... 

Las plataformas de código bajo son de tecnología propietaria.

Cuatro mitos y una verdad, las mejores plataformas de código bajo hoy en día son de tecnología propietaria. Muchos creen que las plataformas propietarias proporcionan a los desarrolladores más funcionalidades, pero esto ¡solo es una parte del mito claro! 
Muchos desarrolladores prefieren trabajar con estándares abiertos y evitar frameworks propietarios siempre que puedan. El código abierto evita que los desarrolladores estén ligados al calendario de actualizaciones y mejoras de una empresa, al mismo tiempo que les permite aprovechar la experiencia y creatividad de desarrolladores de todo el mundo.